talleres

conferencias

consultoría

cursos

marketing digital

Cómo emprender un negocio con Planeación Estratégica


Si ya iniciaste un negocio o estás a punto de hacerlo, conoce aquí las claves para aumentar tus probabilidades de éxito en el camino. Es probable que te haga sentido la siguiente frase: "todo lo que se emprende, debe ser planificado previamente". Pero a veces, las ganas y la ansiedad por llevar un proyecto a cabo, nos conducen a saltarnos este paso. Pero resulta que es uno de los más importantes a la hora de querer que la idea de negocio o la empresa tengan resultados cercanos a los esperados. Así es, hablamos de empresa también, porque la planeación no sólo se debe realizar antes de empezar el proyecto, si no que puede y debe llevarse a cabo en el transcurso de este, con tal de asegurar un acercamiento a las expectativas de resultado.


¿QUÉ ES PLANEACIÓN ESTRATÉGICA PARA MI NEGOCIO?


Este concepto involucra una serie de pasos que el dueño o la administración del negocio deben seguir antes de emprender un nuevo proyecto. Tal vez has escuchado los conceptos de misión y visión, bueno estos son el comienzo de la planeación estratégica, y son las guías que darán el curso a seguir.


La planeación estratégica es una herramienta que involucra las siguientes etapas:

  • Declaración de la misión/visión del negocio o proyecto

  • Objetivos del negocio o proyecto (de largo y corto plazo)

  • Análisis de la situación actual y el entorno

  • Estrategia de marketing que involucra:

  1. Mercado objetivo

  2. Producto

  3. Promoción (a través de que canales, de que forma)

  4. Distribución

  5. Precio

  • Implementación, Evaluación y Control constante.


DECLARACIÓN DE MISIÓN/VISIÓN


La misión y la visión son las bases de la planeación estratégica.

  1. La misión: por su parte declara el propósito del proyecto. Debe responder a la pregunta ¿por qué existe la empresa?

  2. La visión: es más específica y plasma donde o como se ve la empresa o proyecto en un mediano o largo plazo. Siendo los número 1, siendo los más grandes, siendo la mejor en, etc.


OBJETIVOS DEL NEGOCIO


Definir objetivos establece una base de hacia donde se dirigirán los recursos financieros, de personal, de trabajo, u otros, para dar cumplimiento a los propósitos declarados en el punto anterior. Esa es la importancia de los objetivos. Se deben establecer distintos tipos de objetivos dependiendo de los plazos y los propósitos que se quieren cumplir. Es muy importante que estos sean realistas, claros, concretos y medibles. Así es, porque ¿de qué sirve declarar un objetivo si no se irá midiendo su cumplimiento?

Para ayudarte a crearlos, puedes partir pensando en qué áreas de la empresa involucrarán más recursos. Por ejemplo: un objetivo puede involucrar mucho al área de finanzas, por lo tanto, el objetivo será financiero. O a lo mejor, tu objetivo es que la marca se conozca, en este caso el objetivo será estratégico, o de marketing.

Mucho mejor si al declarar el objetivo, le agregas el instrumento y el índice de medición al mismo tiempo, por ejemplo: Al objetivo de "Obtener una cuota de mercado del 1% al finalizar el primer año de actividad", otorgar la medición a través de "Número de nuevos clientes/mes" sería una opción.

Recuerda, declarar los objetivos siempre debe incluir una forma de medirlos, por lo que deben ser muy claros y concretos, incluyendo el plazo para cumplirlos.


Análisis de Situación y Entorno


¿En qué negocio estamos?, ¿En qué etapa estamos?, ¿Somos nuevos en el mercado?, ¿Cuáles son nuestras fortalezas y debilidades?, ¿Qué oportunidades tenemos para aprovechar?, ¿Qué amenazas existen que son difíciles de manejar?, ¿Quién es nuestra competencia directa e indirecta?, ¿Existe mercado que quiera comprar mi producto o servicio?


Todas estas preguntas y muchas otras debería responder el análisis situacional y de entorno. Para esto existen distintas herramientas que te pueden ayudar a llevar a cabo el trabajo, como por ejemplo un análisis FODA.


A continuación te dejamos un video explicativo de esta herramienta:


Estrategia de Marketing


Esta etapa involucra un estudio más profundo, pero te lo resumimos en que los puntos que debes definir para tu negocio o proyecto son:


  1. Mercado objetivo: lo que se refiere a que definas detalladamente quienes serán tus compradores o usuarios. Existe un mercado al cual tu negocio debe apuntar, dado que ese mercado será la demanda que permita a tu negocio crecer. Si no identificas ningún mercado objetivo, debes replantearte la idea de llevar a cabo el negocio o proyecto, dado que en ese caso es muy probable que no exista demanda para tu idea.

  2. Producto/Servicio: ¿Qué es lo que vendes? Debes detallar el producto o servicio en si, como funciona, como se compra, que beneficios tiene, que características o atributos clave posee.

  3. Promoción: no hablamos de marketing, si no de como tu producto será comunicado a tu mercado objetivo. A través de que canales llagará a oídos y ojos de tus potenciales compradores.

  4. Distribución: Si es un producto, de que forma será distribuido a los compradores. A lo mejor será vendido en supermercados, a lo mejor será vendido a domicilio o en tiendas exclusivas. Detalla y especifica tu estrategia de distribución. Si es un servicio, la distribución tiene que ver con cómo entregaré el servicio. En una sucursal física, a través de reuniones, online, etc.

  5. Precio: El punto que no puede faltar. ¿Cuál es el valor monetario que deberán pagar tus compradores por tu producto o servicio?, ¿Tu precio será mayor, menor o igual a la competencia? es algo que en este punto debes declarar y concretar.


IMPLEMENTACIÓN, EVALUACIÓN Y CONTROL


Una vez que hayas terminado de planificar tu idea, tu proyecto o tu empresa, debes poner en marcha el plan de acuerdo a lo plazos establecidos, es decir, implementarlo. Es importante que sepas que el plan inicial no es rígido. Es decir, debe ser flexible cuando las cosas no estén saliendo como se esperaba. Debes permitir que el plan se vaya adaptando en el tiempo. Para esto, debes evaluar y controlar constantemente los resultados, a lo mejor cada mes, cada trimestre, o cada semestre dependiendo de tus objetivos y los plazos que estableciste. Aquí puedes utilizar los indicadores de medición que estableciste al momento de definir los objetivos. O también, puedes agregar nuevos indicadores de medición que permitan evaluar al plan como tal.


NOTA:

Te recordamos que esta es una guía de apoyo y no la verdad absoluta de como debes planificar tu negocio o proyecto. Aplicarla sin duda apoyará tu gestión y por lo tanto tus resultados, pero no los asegurará.


Si tienes más consultas o quieres profundizar este tema te invitamos a suscribirte gratis, dejar un comentario o escribirnos. Estaremos encantados de apoyarte.


  • Instragram - Renato Bustamante
  • Facebook - RBG Consulting
  • LinkedIn - RBG Consulting
  • RSS - RBG Markea

© 2020 - Todos los derechos reservados | RBG Consulting